Cronometrando

Hace unos días tuve la tercera reunión de testeo del servicio directamente con clientes potenciales. No puedo decir que haya sido un éxito rotundo, pero si me gustó mucho ver como mis interlocutores iban cambiando de actitud a lo largo del discurso, como dije en otra ocasión, las inmobiliarias empiezan a estar cansadas de los portales inmobiliarios, y definitivamente mi discurso parte de la idea de un portal inmobiliario (que era la idea inicial), pero cuando desarrollo la idea y expongo los conceptos diferentes y las herramientas que creemos que aportan valor real al mercado, inmediatamente capto la atención del cliente potencial hasta el punto de terminar juntos hablando distendidamente sobre la idea. Aunque noto algo de incredulidad, como una especie de “Y este, como va a hacer para hacer todo eso que dice”, eso me gusta, porque creo que se exactamente como hacerlo. 

alarm clockfotografía: freerange

Las reuniones de testeo han sido invaluables; tanto que tengo ganas de hacer más, pero dado el momento de desarrollo del proyecto no es momento para ello, ahora tenemos que desarrollar esa cantidad de cosas que dije que haría, y cuando esté más avanzado vuelvo a las salas de reuniones.

Ya testeado el proyecto nos vamos por la dirección que me esperaba, lo nuevo, lo diferente, lo innovador. Creo que si antes la idea en sí ya tenía un contenido importante de aporte de valor al proceso inmobiliario, esta nueva dirección multiplica en varias unidades ese aporte de valor, en otros posts seré más específico. Lo importante ahora es solo decir que emociona pensar que estamos haciendo algo tan diferente. No tengo duda de que trasmitiremos la honestidad del proyecto a los usuarios para que crean inicialmente en nosotros y que demostraremos y cumpliremos lo prometido para conservar esa confianza.

Después de esta etapa de reflexión y redireccionamiento de la idea, vuelve la hora de volver a sentarse en los computadores. Programar, programar y programar son las actividades de la próxima semana (además de reenfocar el plan de negocio sobre el papel y generar contenido de calidad); y para ello hemos realizado el cronograma de las próximas semanas.

El 12 de noviembre termina esta primera etapa de programación, tras la cual deberíamos estar en capacidad de salir al mercado con casi todas las herramientas funcionando y listos para pedir financiación (Aunque el proceso de buscar inversores comienza YA). Es una meta ambiciosa, son más de 80 procedimientos por programar, y contamos con 2 programadores a tiempo parcial, pero comprometidos.

Todos los procesos de programación comienzan con la redacción de un manual sobre cómo debe verse y cómo deben funcionar, luego viene la fase de desarrollo y finalmente la fase de pruebas, correcciones y lanzamiento.

A menudo imagino el proceso que está a punto de iniciar (o retomarse); y me llena de ilusión saber que lo estamos haciendo. Serán unas semanas de trabajo duro y remunerado solo con esa misma ilusión. No tengo la menor duda de que aprenderemos mucho.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s